Curiosity ha estado funcionando durante 2,000 días marcianos, lo que hace que hoy sea algo así como el cumpleaños del rover.

NASA

El Rover Curiosity de la NASA ha estado explorando el paisaje marciano desde 2012.Desde ese momento, se han realizado importantes descubrimientos sobre el planeta rojo. Y el 22 de marzo alcanzo un importante hito histórico, el Curiosity alcanzo los 2000 días marcianos, dedicados a la exploración.

Hasta el momento, el Curiosity ha viajado casi 12 millas (o 19,31 kilómetros) a través de la superficie marciana, desde su zona de aterrizaje en Aeolis Palus hasta su ubicación actual en Mount Sharp. Doce millas pueden no parecer mucho, pero si manejas un automóvil de costos multimillonarios con un retraso de 11 minutos en cada instrucción, sería realmente un logro importante.

Y a pesar de que Curiosity solo ha conducido 11.8 millas en los últimos 2.000 dias solares, ha logrado mucho. Quizás el descubrimiento más importante de Curiosity es que Marte tenía el potencial de sustentar vida en el pasado. Al principio de la carrera del Curiosity, se dirigió a un lecho de río seco, revelando que el agua líquida existía en Marte en grandes cantidades . Si bien no es lo mismo que probar que la vida existió en Marte en algún momento, es una buena señal de que un Marte habitable era posible (o incluso lo es hoy en día).

Más allá del descubrimiento del lecho del río, Curiosity descubrió que un área cercana llamada Yellowknife Bay solía ser un lago gigante , que la región tenía grandes depósitos de agua subterránea y que estos ambientes persistieron durante millones de años. Tomados en conjunto, estos descubrimientos revelan que existió un ambiente potencialmente sustentador de la vida el tiempo suficiente que incluso la vida compleja podría haber evolucionado.

La misión aún no ha terminado para Curiosity, a pesar de que todavía está trabajando años después del final de su misión primaria programada. Aún quedan descubrimientos por hacer, y esperamos que el rover dure otros 2.000 dias solares, y más.

Fuente: NASA

Compartelo!